Summer Workshops

Lenguaje Cinematográfico: El terror no tiene forma ¿O si?
Del 10 al 14 de julio / 20h

Lenguaje cinematográfico: Todo aquello que Hitchcock nunca le contó a Truffaut

Duración: 20 Horas
Fechas: Del 10 al 14 de julio
Horario: 10:00-14:00
Precio: 180€
Promoción 270€ si te apuntas a los dos workshops de lenguaje

 

“Un film de terror no debe ser una historia de un cirujano loco que despoja a un hombre de su cerebro para colocarlo en la cabeza de otro. No se trata de eso en absoluto. El film de terror, de verdadero terror, consiste en mostrar que todos vivimos inconscientemente bajo el miedo. Hoy en día muchas personas sufren un miedo que no se preocupan de analizar y que es constante. Cuando el púbico se halla en la oscuridad y reconoce su propia inseguridad en los personajes de la película es cuando podemos mostrar situaciones increíbles con la seguridad de que los espectadores las aceptarán. Por otra parte, a la gente le gusta tener miedo. Es curioso, cuando somos niños le decimos a nuestra nodriza o a nuestros padres que nos den miedo, y nos gusta. Esos temores permanecen en nosotros durante toda la vida: tenemos miedo de los truenos, de la oscuridad, de lo desconocido, de la muerte… El film de terror, si está bien hecho, despierta en el ánimo del espectador ese miedo que ignoraba albergar en su interior, y este descubrimiento le hace estremecerse.” Jacques Tourneur.

 

La capacidad de sugestión del lenguaje cinematográfico

Ni el argumento ni los personajes de una película son la fuente principal de turbación o de terror en el público. Pero el tamaño del plano, la composición de un encuadre, la sugerencia de un contraluz, la ambigua ecualización de un ruido, el extrañamiento que provoca un objeto en un decorado o el simple escamoteo de un contraplano son recursos capaces de erizar el vello del espectador.

La maravillosa elocuencia del lenguaje cinematográfico, la manipulación del tiempo en el montaje y el uso adecuado de las técnicas narrativas pueden hacer estremecer al espectador más estoico. 

 

“Le contaré un secreto: si mantienes la imagen lo suficientemente oscura, ¡el ojo de la mente leerá cualquier cosa que quieras! ¿Recuerda la larga caminata solitaria en la noche en “Cat People”? La mayoría del público juraría haber visto un leopardo moverse en el seto sobre ella, ¡pero no lo vieron! Ilusión óptica; fragmentos oscuros” Val Lewton.

 

Metodología y objetivos:

A lo largo de este workshop reflexionaremos sobre los mecanismos cinematográficos capaces de generar inquietud en el espectador. El estudio de fragmentos de diversas películas del género nos permitirá comprender las estrategias narrativas y los elementos del lenguaje audiovisual aptos para conseguir dicho fin.

 

“En “Psicosis” el argumento me importa poco, los personajes me importan poco; lo que me importa es cómo el montaje, la planificación, la banda de sonido y todo lo que es puramente técnico puede hacer gritar al público. Creo que es una gran satisfacción utilizar el arte cinematográfico para crear una emoción en el público.” Alfred Hitchcock (“El cine según Hitchcock”)

Solicitar preinscripción

Rellena el siguiente formulario y te enviaremos el documento de preinscripción

Ir al formulario

Profesor del curso

 

Nuestro claustro docente está constituido principalmente por profesionales en activo de la industria del cine y la animación cuya experiencia garantiza una formación acorde con la realidad de la profesión hoy en día.

 

Xavi Puebla, lenguaje cinematográfico

 

Licenciado en Ciencias de la Información y diplomado en Dirección cinematográfica y Guión. Su formación se completa con cursos especializados en Guión y Dirección de actores. Hasta la fecha ha dirigido tres largometrajes de ficción: A PUERTA FRÍA (2012), BIENVENIDO A FAREWELL-GUTMANN (2008) y NOCHE DE FIESTA (2000), por los que ha obtenido diversos premios y reconocimientos. También ha realizado los documentales CARTAS DESDE LA LOCURA (2012) y CAP A QUIMELCA (2009), así como varios cortometrajes, entre los que destaca VIERNES (2003), nominado a los Premios Goya como mejor cortometraje de ficción. Desde 2000 compagina la actividad cinematográfica con la docencia.