Premios Goya 2021

5812147

La 35 edición de los premios Goya fue la gala más diferente de todas. En una noche donde
el teatro del Soho de Málaga estaba vacío y todos los nominados conectados desde sus
casas, saltó la sorpresa respecto a los premiados. Adú, dirigida por Salvador Calvo y con un reparto encabezado por el tres veces ganador del Goya, Luis Tosar se presentaba como la gran candidata con trece nominaciones. Producida por Mediaset España era una cinta mucho más ambiciosa que sus competidoras. Aún así, la maravillosa película de Pilar Palomero, Las Niñas, consiguió nueve nominaciones. Una más que Akelarre y La Boda de Rosa.
La gala se inició con el reparto de los premios técnicos. Como de costumbre, las películas
de época suelen triunfar en estas categorías y este año no ha sido una excepción. Akelarre,
una cinta ambientada en el País Vasco del siglo XVII, se llevó los premios de vestuario,
dirección artística y maquillaje y peluquería. Adú, por su parte, apuntaba a una gran noche
tras ganar el premio a mejor sonido y dirección de producción. Se acercaban los premios
más ansiados y la cinta de Salvador Calvo se quedó atrás. Jone Laspiur se llevó el premio a
mejor actriz revelación por su papel en Ane y Adam Nouruou el de mejor actor revelación
por su actuación en Adú.
Pilar Palomero recogió el premio que todos esperábamos. La directora de Las niñas
recibió el reconocimiento que merecía ganando la mejor dirección novel gracias a su talento y la forma de narrar una historia de “coming of age”. Todavía recibiría tres premios más: mejor fotografía, mejor guión original y, el premio deseado por todos: mejor película. Además, por primera vez en la categoría de dirección de fotografía, una mujer era nominada en solitario. Merecidamente, Daniela Cajías se llevó el Goya.

Las niñas de Pilar Palomero. Goya a la mejor película

A pesar de no ser la película más premiada, Las niñas fue la gran triunfadora de la noche.
En las categorías en las que la película de Pilar Palomero no competía, mejor dirección y
mejor guión adaptado, ganó Salvador Calvo por Adú y David Pérez Sañudo por Ane. La
cinta con más nominaciones se quedó con solo cuatro premios y un mal sabor de boca al
solo poder hacerse con uno de los seis principales.
En interpretación, ambos ganadores conseguían su primer premio en esta categoría. Mario
Casas se llevó el de mejor actor principal de forma merecida. La película de David Victori
No matarás contaba con tres nominaciones pero sus argumentos eran muy diferentes de
los de sus competidores. Una película frenética y más accesible para cualquier espectador.
El premio a mejor actriz principal fue para la vasca Patricia López Arnaiz por su grandísima
actuación en Ane. Después de su salto a la fama en el año 2018 gracias a su participación
en las series de televisión La Peste y La otra mirada, ha conseguido llegar a lo más alto
ganando el triplete: el premio Feroz, el Forqué y finalmente el Goya.
Quien sin duda recordará su paso por esta 35a edición será Luís López Carrasco. El
murciano obtuvo dos nominaciones por su documental El año del descubrimiento.
Merecidamente, consiguió el premio a mejor documental y mejor montaje, consiguiendo así
un pleno.

El año del descubrimiento de Luís López Carrasco. Goya al mejor documental y mejor montaje

Los grandes derrotados fueron los más veteranos. La boda de Rosa que a pesar de
conseguir los premios a mejor actriz de reparto (Nathalie Poza) y a mejor canción original, estaba nominada en ocho categorías. A Sentimental de Cesc Gay, que solo rascó el premio a mejor actor de reparto para Alberto San Juan, no le fueron bien las cosas. Su comedia políticamente incorrecta funcionó en cines pero no entraba en las quinielas para conseguir los cinco premios a los que estaba nominada.

4 I like it
1 I don't like it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *