Películas para no olvidar las navidades

Unknown

La llegada del frío nos presenta una excusa perfecta para cancelar planes y pasar los días mirando películas. Desde la Caméra-Stylo os hacemos llegar una lista con una gran variedad de propuestas para disfrutar sobre tema navideño.  Creaciones con temática navideña, thrillers en la nieve, clásicos de época y novedades. Aunque la Navidad haya concluido, para todxs los que queráis mantener algo de esos días, aquí vienen estas películas y que sea provechoso el 2022.

FARGO (1996) – Joel y Ethan Coen

Mi relación con esta película lleva años sin trabajarse así que estas navidades me propongo verla otra vez, y el resto estáis invitados a hacer lo mismo. Encontré esta obra en una biblioteca y la llevé a casa. No recuerdo cuántos años tenía, pero sin duda no me esperaba lo que llevaba escondido este disco plateado. Tal era mi desconocimiento sobre los Coen Brothers, que decidí compartir ese momento con mi hermana pequeña, quien pasó el resto del año escolar respondiendo a la pregunta ¿Cuál es tu película favorita? con ¡Me gusto mucho aquella con toda la sangre y la nieve, creo que es un contraste muy poético! La verdad, si que es una obra de contrastes, entre tanta nieve vais a anhelar el calor de los acogedores interiores rústicos hasta que estos se conviertan en la escena de un crimen, y justo cuando os sintáis a salvo rodeados por los exteriores invernales de Minnesota, esos tambien se teñirán de rojo.

Lau 

JINGLE ALL THE WAY (1996) – Brian Levant y TANGERINE (2015) – Sean Baker

Este artículo me hace especial ilusión. La Navidad es una de mis debilidades. Y aprovecho para contar mi secreto más oscuro: adoro las películas de Navidad de Antena 3. Sí. Ya lo he dicho. Bueno en realidad no me escondo. No puedo llegar a explicar el confort que me dan así que os comparto desde el fondo de mi navideño corazón una lista de letterboxd con las mejores películas de este rollo por si las queréis ver en secreto:

https://app5.letterboxd.com/fnnrtz/list/pelis-de-navidad-que-veo-todo-el-ano/ 

No obstante, para este artículo he decidido compartir con vosotros otras dos películas. En primer lugar, una estrechamente conectada a mi infancia: Jingle all the way. Aún recuerdo cuando encontré un VHS en casa de mi abuela con Terminator disfrazado de Papá Noel en la portada. Quedé fascinada y a la que la puse en la tele de mi yaya me atrapó desde el primer segundo. De forma religiosa se ha convertido en mi película favorita de todas las Navidades hasta el día de hoy. Me parece que es muy simpática y que está genial para ver con 10, 30 o 70 años. Me arriesgaría a decir que tiene una de las mejores interpretaciones de Schwarzenegger (¿Y por qué no?). En resumen, es una película genial para ponerte a la hora de la siesta pero qué es tan divertida que no te dejará dormir. 

Tangerine (2015) Sean Baker

En segundo lugar, y bueno… para parecer que tengo algo más de criterio cinematográfico, Tangerine. Tangerine no es una película navideña pero ocurre durante la noche buena. Esta película está rodada en Iphone y es una locura… Dirigida por el increíble Sean Baker, uno de mis directores favoritos, la historia sigue a dos mujeres trans en una odisea por los suburbios de Los Ángeles. Está filmada transmitiendo una verdad aplastante pero a su vez con un tono único, perteneciente a lo que para mí es el universo estadounidense de Baker (Florida Project, Red Rocket…). Es una pieza que sorprende, así que haceros este regalo estas navidades. Con cariño, Fanny Noel. 

Estefania Ortiz

 

THE GREEN KNIGHT (2021) – David Lowery

Es harta conocida y, a opinión personal, aborrecida la lista de películas navideñas que cada año son por un breve periodo en boca de cualquier hijo de vecino, pocas veces las nuevas adquisiciones en dicha lista son algo más que cintas funcionales y las clásicas, ya vistas por todos, no tienen más secretos a revelar. 

Sin embargo, este año se da una anomalía, pues para estas festividades tenemos entre nosotros un nuevo filme de una calidad superlativa; este es “The Green Knight” de David Lowery. 

Si bien la cinta no encaja precisamente en el perfil navideño, me tomaré la libertad, aprovechando que la acción discurre en dos Navidades, de incluirla en esta lista de recomendaciones.  

Esta moderna adaptación del romance “Sir Gawain y el Caballero Verde”, que se toma muchas libertades en su traducción del texto a una cinta cinematográfica, tiene como protagonista al noble Gawain, interpretado por el genial Dev Patel, quien, durante una cena de Navidad decide participar en el juego del misterioso Caballero Verde, todo esto en presencia del rey. Dicho “juego” consiste en que Gawain tendrá la oportunidad de arremeter un golpe al enigmático caballero, pero hay una condición, nuestro protagonista debe aceptar recibir el mismo golpe dentro de un año por parte del otro jugador. Tras este encuentro que resulta con el Caballero Verde siendo decapitado pero saliendo del castillo riendo cabeza en mano, empieza una trama que reflexiona sobre la inevitabilidad del paso del tiempo y la aceptación de la propia mortalidad. 

Uno de los mayores logros del filme es mantener una dualidad muy curiosa, pues, pese a ser una película moderna y que se atreve a usar recursos novedosos, se mantiene sorprendentemente  la sensación de fábula propia de los relatos medievales; esa desconexión de la realidad tan característica, esa lógica solamente verosímil en tiempos lejanos y tierras remotas que dota a la trama de una aura lúgubre e inescrutable. 

Me gustaría también remarcar su prodigiosa banda sonora, que funciona como una suerte de tela que recubre toda la película y la infunde con una atmósfera de misterio e intriga. Sumado eso a la fotografía que es de una calidad sublime y no tiene miedo a hacer virguerías con sus colores, luces o encuadres, dan una cinta que se mantiene completamente sólida en su apartado técnico. 

“The Green Knight” es un ejercicio cinematográfico harto curioso y que podría ser, tranquilamente, la película con mayor personalidad del año, además de una de las mejores. David Lowery transmite su pasión por el medievo, su obsesión con el paso del tiempo y el cariño que mantiene a estos personajes de manera prodigiosa. Es sin duda una de las películas de este año que no os podéis perder y, puestos a buscar una excusa, estas fiestas son tan buenas como cualquier otra.

Robert Gómez

 

IT’S A WONDERFUL LIFE (1946) – Frank Capra

No quería hablar de una película convencional, famosa o prestigiosa pero entonces me estaría traicionando. Me hace reír, emocionarme y llorar. Siempre me conmueven las historias sobre personas que aprenden a apreciar lo que han hecho con su vida. Esta es una de esas películas.

Antes de esta mi favorita navideña era “A Christmas Carol”. De hecho por la historia de como Charles Dickens concibió la historia y la repercusión que tuvo, cualquiera de sus adaptaciones debería aparecer en el top de listas navideñas. Pero de alguna forma es la película de Frank Capra la que quiero volver a ver.

Ambas nos narran la vida de sus respectivos protagonistas de formas distintas, nos transporta a lugares y épocas muy características. Pero más allá de lo técnico y académico es “It’s a Wonderful Life” la que me logra conmover solamente pensando en su final. Haciendo que cada uno de los personajes que ha estado ayudando aporten su granito de arena para salvarlo de la ruina. La siento como lo que sentí al ver “Saving Private Ryan” su final me provoca la misma emoción. Ese sentimiento de querer ayudar a los demás hace que entre tanta maldad siga teniendo confianza en la humanidad. 

Puedes pensar que ambos momentos son empalagosos, cursis y que están hechos con elementos facilones para la lágrima fácil. Pues tienes toda la razón y tienes todo el derecho a que no te guste pero no lo menosprecies ya que consigue exactamente lo que quiere. Son momentos muy potentes y el hecho que provoque una emoción tan fuerte en mi ya hace que merezca la pena.

Pero esto es un artículo para una revista de escuela de cine, habrá que decir algo técnico. Me gusta mucho el uso del freeze frame para destacar momentos como cuando pasamos de ver al protagonista de niño a adulto. Ese momento es importante que sea de esa forma para dejar claro la forma que tendrá la película de contarnos la historia, veremos crecer a todos los personajes. No todos los lapsos de tiempos son así, hay algunos menos evidentes y otros que son necesarios cambiar incluso la forma de narrar con tal de entender mejor la historia. Como cuando estalla la guerra y se nos muestra la forma de participar de cada personaje como si estuviéramos viendo un reportaje informativo.

El uso de la voz en off está muy bien llevado ya que en lugar de ser un simple narrador es la conversación de dos ángeles, cosa que lo hace más dinámico todo y menos forzado. 

Por poder podría estar páginas y páginas analizando cada detalle de la película, pero creo que no será necesario ya que lo que realmente importa es que me hace sentir cosas y eso ya es suficiente para recomendarla.

Vilo Torralvo

 

SPENCER (2021) – Pablo Larraín

Lo normal en estos días es recomendar películas navideñas para ver arropados entre mantitas y acurrucados en nuestro sofá, pero voy a recomendaros refugiaros del gélido viento de las calles que acompaña estas semanas dentro de una sala de cine. Os aseguro que no hay mejor manera de entrar en calor.

La Navidad más fría de la historia sucedió a finales de diciembre de 1991, tras las cortinas de Sandringham House.

Spencer se desarrolla durante estas fechas especiales, comenzando el día veinticuatro y finalizando el día veintiséis del último mes del año. Pero en esta celebración no hubo festejo. Los regalos, vacíos; las sonrisas, falsas; los banquetes, podridos. No hubo felicidad bajo aquel árbol, y menos aún deseos o esperanzas por ningún futuro.

Nada más comenzar, lo primero que vemos es una cita que da inicio a la película: “Una fábula de una tragedia real”. Y esto es, precisamente, lo que nos encontramos a continuación. Una desgracia narrada casi como un cuento, en la que Pablo Larraín hace de narrador y nosotros, los espectadores, no podremos más que observar y retorcer en nuestro asiento. Con la llegada de la princesa Diana a la casa real, es atrapada y encerrada en su interior y no será soltada hasta el final. Un hogar opulento y de gigantescos aposentos, pero que todas y cada una de sus paredes se sienten como muros impenetrables, como féretros pertenecientes a una muerte anunciada. 

Vemos a Lady Di perdida entre esos pasillos interminables y de múltiples ramificaciones que hacen de laberinto eterno, cómo es asfixiada entre paredes y arrinconada en las incontables habitaciones del edificio. Y a nosotros con ella, a su lado. Nos envuelve una atmósfera llena de angustia y claustrofobia, coronada por una composición musical que comienza elegante para acabar siendo puramente enfermiza.

Y, aún así… da muestra de una belleza natural durante casi su totalidad. Y esa es, para mí, la gran clave de la película. No se limita a representar aquellos horrores que ocurrieron tras esas cortinas, de puertas para adentro en aquella mansión, sino que además se muestra conmovida y busca representar a la figura de Diana de Gales desde el lado más humano alcanzable, reflejando la enfermedad mental con exactitud y lejos de cualquier clase de romantización. Al fin y al cabo, es una película sobre una persona que simplemente deseaba vivir libre, pero cuya propia familia reprimió e inhibió.

Diana fue una mujer llena de vida y amor, un fuego que solo las más heladas almas intentaron apagar. Spencer es ese fuego que fue ella. Spencer son los intentos por respirar y escapar, por vivir. Las miradas de la princesa a su propio interior, o esas tiernas risas entre ella y sus dos hijos, quienes fueron la única salvación entre tanta oscuridad. Spencer es ese precioso y emotivo final en el que todo estalla, el único posible. Porque “All I need is a miracle”, un milagro navideño.

Larraín extrae de lo amargo belleza; de la soledad esperanza; de la tristeza ilusión. Y es con ello con lo que me quedo al salir de la sala, con ese ardiente corazón. Me gusta la idea de incluirla en esta lista porque, más allá de su temática navideña, la siento como una cálida chimenea encendida en una noche fría y oscura de Navidad.

Pedro Delgado

 

SILENT NIGHT (2021) – Camille Griffin

Silent Night Courtesy of RLJE films

Esta película acaba de ser estrenada en salas el 22 de diciembre. Sin embargo, tuve el privilegio de verla el pasado octubre en el Festival de Cine de Sitges, donde fue una de las proyecciones más aplaudidas del festival.

Silent Night es la ópera prima de la señora Camille Griffin y le ha salido una película bastante digna, nada que envidiar a muchas realizadas por profesionales con mayor trayectoria. La directora es nada menos que la madre Roman Griffin Davis, el encantador niño de Jojo Rabbit (Taika Waititi, 2019), quien protagoniza esta película junto a Keira Knightley. En el reparto aparecen también otros dos hijos de Griffin, quizás solventando la conciliación familiar, Llily Rose Depp, Matthew Goode o Annabelle Wallis haciendo un trabajo admirable.

Se trata de una película de ciencia ficción en clave comedia negra sobre una catástrofe medioambiental que está a punto de acabar con la humanidad. El gobierno ha repartido unas pastillas que inducen al suicidio de manera rápida antes de que llegue el apocalipsis a las casas. La historia sucede en navidad, momento propicio para reunir familia y amigos, expresar amores y odios, sacar los trapos sucios, hacer confesiones de última hora, discutir sobre medio ambiente y política y morir juntos. 

Silent Night quizás nos recuerde a lo que hemos vivido con la pandemia. De alguna manera, esta película nos une a través de ese sentimiento general de fragilidad que no imaginábamos experimentar. La historia resulta divertida y conmovedora, deja un aire de esperanza y buenas sensaciones. Te deja satisfecha, sientes que vale la pena pagar nueve euros por verla y agradeces que el cine exista.  

Catherine Aceved

 

SOLO EN CASA (1990) – Chris Columbus

Navidad es sinónimo de hogar, lucecitas y películas cutres para ver con tu familia mientras te hartas a turrón; o al menos, así la recuerdo yo.  Uno de los mejores recuerdos navideños que tengo de pequeño es ver ‘Solo en casa’ con mi hermano y mis primas y esperar a que mis padres se fueran de casa y a que “los malos” nos vinieran a robar. Literal. Estábamos tan motivados con la película que no parabamos de maquinar ingeniosas ideas por si nos ocurría lo mismo. Al final, como nadie vino a robarnos, terminamos gastando las bromas a la pobre de mi abuela. 

 

Añadir que recientemente Disney+ hizo un remake titulado ‘Home Sweet Home Alone’ protagonizada por el adorable Archie Yates (Jojo Rabbit) y dirigida por Dan Mazer. Aunque la crítica dejó bastante mal a la película, seguro que estas navidades la veré junto a mi familia para no congelarnos en la calle y terminarnos las sobras de Navidad. 

José Blanch

DIE HARD (1988) – John McTiernan

Estamos en  navidades y qué mejor plan que tumbarse en el sofá, taparse con la mantita en familia, y ver a Bruce Willis pegando tiros a diestro y siniestro.

Hoy vengo a recomendaros Die Hard (Jungla de cristal en España), una magnífica película de acción de finales de los 80 que nos narra las andanzas de John McClane en un territorio hostil, un edificio que ha sido tomado por un grupo de peligrosos terroristas, y él es el único capaz de detenerlos.

¿Por qué esta película en navidad? 

Pues precisamente los eventos de la película ocurren durante la navidad y es esta misma la que le da un toque especial a la ambientación y la distancia de otras películas del género.

Creo que Die Hard es una de esas pocas películas que cuenta con la virtud de tener un visionado muy ligero y accesible para toda la familia y que a la vez, es un peliculón tremendo como ninguno otro.

Pol Amatllé

 

LIFE OF BRIAN (1979) – Terry Jones 

Siempre que se acercan estas fechas me siento un poco abrumada pero afortunadamente hay herramientas para no atragantarse con todos los excesos que las rodean. Como gran ejemplo de ese oasis no se me ocurre una película mejor que La vida de Brian, un peliculón que te hará reír sin que puedas evitarlo. 

Da igual las veces que la veas, es una película que no pasa de moda y que está llena de gags tan absurdos como conmovedores. La vida de Brian cuenta la historia de un niño, Brian, que nace en un pesebre casi al mismo tiempo que Jesucristo y que los Reyes Magos confunden con el Mesías. A partir de aquí es fácil imaginar cuál será el destino de Brian.

Es humor en estado puro, cutre y surrealista, firmado por el grupo humorístico inglés Monty Python. Y para acompañar, un hit musical archiconocido que esbozará una sonrisa en tu cara y pondrá la guinda a la satisfacción de disfrutar viendo cine de calidad, “Always look on the bright side of life”.

Ainhoa Ezkurra

 

3 I like it
0 I don't like it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *